LG G Watch Urbane: Reloj por fuera, smartwatch por dentro

Es curioso cómo el ser humano, por mucho que pasan los años, sigue haciendo asociaciones geométricas en su cabeza que prácticamente parecen instintivas. Si hablamos de un vaso, la mayoría de la gente pensará inmediatamente en un cilindro. En nuestra cabeza una caja siempre es cuadrada, y una puerta es rectangular. ¿Y si hablamos de relojes? Bueno, no hay que darle muchas vueltas. Para casi todo el mundo, un reloj es una esfera. Y LG sabía que ese era el punto por el que había que empezar a la hora de diseñar su nueva incursión en el mundo de los smartwatches.

VUELTA A LA ESFERA

Desde luego, no es un concepto nuevo, ya que sigue el camino marcado por Motorola y su Moto 360, pero sí supone un cambio importante dentro de la estrategia de LG. Y es que su primer smartwatch, prestaciones al margen, daba esa impresión de “gadget” exótico más que de reloj de pulsera, lo que le hacía perder muchos puntos en cuanto a diseño y elegancia.

La compañía coreana se dió cuenta a tiempo y presentó su LG G Watch R, el inmediato antecesor de este LG G Watch Urbane, que supuso un retorno a la idea clásica de reloj, con una pantalla totalmente esférica (sin la barra negra que otros smartwatches presentan en la parte inferior) que nos permite olvidarnos incluso de que llevamos un smartwatch y no un reloj convencional, hasta que queramos aprovechar sus funciones, claro.

Los materiales son de calidad, la caja es de acero, sin más ornamentos; la correa es de piel y además puede cambiarse fácilmente con el sistema tradicional, lo que nos permite ponerle la correa que queramos y hace que el reloj gane puntos en “customización”.

EL SMARTWATCH EN SÍ

Evidentemente, en el mercado de los smartwatches no todo es diseño, así que pasemos a la parte técnica del LG G Watch Urbane. Es obligado empezar por la pantalla, un punto vital a la hora de analizar un reloj inteligente. En este caso, nos encontramos con una pantalla con tecnología P-OLED de 1,3” y 320×320 píxeles de resolución, lo que nos parece más que suficiente para garantizar la nitidez y la fácil lectura de nuestras notificaciones y aplicaciones.

Irónicamente, las luces y sombras de la pantalla se basan precisamente en el manejo de la luz, ya que la pantalla se ve muy bien en exteriores y cuenta con seis ajustes distintos de brillo, pero pesa la carencia de un sensor de luz que hace que tengamos que regular el brillo a mano, además de repercutir en la duración de la batería.

lgwatchurbane

En cuanto a la tecnología en sí, su procesador Snapdragon 400 a 1,3 Ghz y 512 MB de memoria RAM aportan potencia de sobra al reloj, por lo que no habrá problemas a la hora de usar Android Wear. Además, el modelo Urbane introduce una novedad importante respecto a su predecesor, como es la conectividad por WiFi, que nos permite no tener que depender del Bluetooth para sincronizar nuestros teléfono con el smartwatch.

Y hablando de la conectividad es donde encontramos uno de los puntos débiles del LG G Watch Urbane, si bien es común a todos los smartwatches que emplean este S.O., y es la dependencia total de un smartphone a la hora de ejecutar cualquier aplicación. Quizás en este reloj nos parecerá más evidente debido a la ausencia de GPS propio, lo que nos obliga a llevar nuestro teléfono cuando queramos hacer deporte y aprovechar así las apps destinadas a este fin.

Para compensar su falta de autonomía a nivel de utilidades, este smartwatch ofrece una gran autonomía a nivel de batería. Una batería con más capacidad que la que incluyen la mayoría de sus competidores (410 mAh) le permite aguantar más tiempo de uso, llegando a pasar dos días y medio sin tener que cargarlo. Carga, por cierto, que habrá que hacer con su propia estación de carga, ya que la esfera no tiene puerto para ello.

ESPECIFICACIONES
S.O Android Wear
Pantalla P.OLED 1,32”
Resolución (320 X 320) 245ppi
Batería 410 mAh; duración de 2 días y medio aprox.
Peso 98 g
Dimensiones 52 x 45 x 11 mm
Conectividad 802.11n Wifi, Bluetooth 4.1
Procesador Qualcomm Snapdragon 400 a 1,2GHz
Memoria 512MB de RAM
Resistente al agua
Otros - Barómetro - Monitor de frecuencia cardíaca - Cronómetro - Acelerómetro - Brújula - Giroscopio

CONCLUSIONES

Si bien ha pasado un tiempo desde su salida, pocos competidores han logrado ponerse a la altura de este smartwatch, sobre todo en cuanto a diseño y fiabilidad. A la espera del próximo lanzamiento de su evolución, el LG Watch Urbane 2, el LG G Watch Urbane sigue siendo una gran opción para aquellos más reacios a lucir sus “gadgets”, pero que no quieran quedarse estancados en el reloj tradicional.

A FAVOR:
  • Diseño discreto y elegante. Varios tipos de correa.
  • Batería muy duradera.
  • Pantalla de calidad, muy nítida.
  • Compatibilidad con WiFi.

EN CONTRA:
  • Limitaciones propias de Android Wear.
  • No incluye GPS ni sensor de luz.
  • Algo desactualizado.

RECOMENDABLE PARA…

Quienes busquen un smartwatch discreto, sin que parezca que llevan un cuadrado de plástico atado a la muñeca. Ideal para quienes dispongan de un buen smartphone y quieran sacarle el máximo rendimiento con un buen complemento.

¿DÓNDE COMPRAR EL LG G WATCH URBANE AL MEJOR PRECIO?

A continuación os mostramos las mejores que hemos encontrado.

Etiquetas: