¿Cómo elegir un smartwatch?

En la actualidad existe en el mercado una amplia gama de modelos, que abarca desde los más sencillos, capaces de ofrecernos las notificaciones que ya son accesibles desde el móvil, hasta los más sofisticados, que incluyen cámara para realizar fotos y vídeos, incorporan GPS, monitorizan nuestra actividad física,  o incluso incluyen una SIM para realizar llamadas de manera autónoma. A continuación te enumeramos los aspectos que consideramos más importantes desde smartwatch-actual a la hora de elegir un smartwatch.

PRECIO

El precio es probablemente la primera cosa que miramos a la hora de comprar, y en el caso de los smartwatch no es para menos. Si con algunos modelos el precio puede llegar a asustarnos, para otros puede llevar a sorprendernos al comprobar que su precio es incluso inferior al de un reloj convencional.

En la actualidad existe una amplia gama de smartwatch en el mercado, para todos los públicos y bolsillos. Desde los más sofisticados y completos hasta los más sencillos y asequibles. El rango va desde los 700€ que puede llegar a costarnos un apple watch, hasta los menos de 100 por los que puede salirnos uno de los modelos más baratos con sello chino.

Con la proliferación de más y más modelos, funcionalidad y precio ya no van tan de la mano, pudiendo encontrar en el mercado smartwatch de gama media realmente interesantes a un precio nada desorbitado.

FUNCIONALIDAD

¿Qué funcionalidades nos puede ofrecer un smartwatch? ¿qué uso tenemos pensado darle? Sin duda esta sería la pregunta esencial que deberíamos hacernos a la hora de comprar un smartwatch.

Inicialmente los smartwatch solían incluir funcionalidades básicas relacionadas con la recepción de notificaciones de correo, whatsapp, redes sociales, y llamadas entrantes (además de mostrar la hora!), pero hoy en día los smartwatch son capaces de mucho más.

Con ellos podemos recibir y contestar llamadas (a lo James Bond!), realizar fotografías y vídeo, reproducir música, contestar a nuestras notificaciones por comandos de voz o acceder a multitud de aplicaciones.

Si además somos apasionados del deporte, podremos encontrar bastantes modelos que cuentan con GPS para poder emplear mapas o aplicaciones de tracking, e incluso algunos incorporan sensores para monitorizar la actividad física o el sueño. Tampoco podemos olvidar que algunos de ellos están preparados para resistir al agua (característica que podemos echar en muy falta tras pasar por la ducha o darnos un buen chapuzón).

Sistemas operativos como AndroidWear apuestan por sacar el máximo partido a tu smartwatch y ponen a nuestro alcance un sinfín de aplicaciones y funcionalidades.

En definitiva, debemos adquirir aquel smartwatch que se adapte a nuestras necesidades y exigencias, y dada la abundancia de modelos en el mercado, esto nos resultará pan comido!

COMPATIBILIDAD

La compatibilidad es unos de los aspectos más importantes y a tener siempre en cuenta cuando compremos un smartwatch. La mayoría de ellos dispositivos destinados a comunicarse con tu smartphone o tablet por lo que será imprescindible que sean compatibles para poder sacarle el máximo partido al reloj.

Caso aparte son los relojes autónomos (standalone), como el Iconbit Callisto 100, que al contar con su propia SIM y ser independientes no necesitan emparejamiento con ningún otro dispositivo.

Existen relojes inteligentes compatibles con smartphones con diversas versiones de Android e iOS. Todo ello vendrá determinado por el sistema operativo instalado en el smartwatch.

comoElegir2 (1)

 

Si bien hasta hace poco cada marca solía utilizar un sistema operativo propietario, desarrollado específicamente para sus smartwatches, desde que Google lanzó su sistema operativo para wearables Android Wear y lo puso a disposición de los fabricantes, cada vez más smartwatches están incluyendo este sistema.

Además de entenderse a la perfección con los smartphones con Android, los smartwatches con Android Wear incluyen tecnologías innovadoras como Google Now.

Relojes como el Apple Watch, Pebble o el modelo de Alcatel, usan su propio sistema operativo.

Bien es cierto que la integración de Android Wear con iOS y sus apps está notablemente limitada (tan solo nos permite acceder a las notificaciones y a los datos de nuestra actividad física) y no se puede comparar con la experiencia que ofrece a los usuarios de Android , ni puede competir con lo que el Apple Watch es capaz de hacer junto o por separado del iPhone.

En cualquier caso, lo más recomendable es siempre acudir a las especificaciones del fabricante para asegurarnos de que la versión del sistema operativo de nuestro smartphone es compatible con el smartwatch que vamos a comprar, y así asegurarnos de que estamos adquiriendo el más adecuado.

DISEÑO

Un smartwatch nos tiene que resultar atractivo a la vista. Al fin y al cabo es algo que vamos a llevar encima cada día y que va a estar a la vista de todos. Los relojes han sido siempre considerados como un complemento muy  personal y que de alguna manera define a la persona que lo lleva. Eso mismo ocurrirá con un smartwatch, por lo que debemos comprar uno que realmente nos resulte cómodo y atractivo. De lo contrario acabará en el cajón. De hecho el diseño es uno de los aspectos más tenidos en cuenta por los fabricantes.

comoElegir

Los hay cuadrados, redondos, más juveniles, con mayor o menor diámetro, de hombre de mujer, e incluso con diseños que pasarían totalmente desapercibidos si los comparamos con relojes clásicos. No dudes en probartelo antes de comprarlo para comprobar su peso y ergonomía.

AUTONOMÍA

La batería en un smartwatch es algo esencial. Cuanto más dure mejor! No querremos llevar un reloj muerto en nuestra muñeca, o tenerlo enganchado a un cable cada 2×3

Lo más común es que la autonomía de un smartwatch dure entre 1-2 días, sobre todo en los modelos que incorporan AndroidWear como sistema operativo. Casos por ejemplo del Motorola 360 o la gama de Samsung y Huwaei. Los hay que duran 3 días como el Sony SmartWatch 3, y algunos cómo los modelos de Pebble, están preparados para aguantar 5-7 días.

Incluso, los hay que duran “eternamente”, con pilas reemplazables de duración de hasta un año. Eso sí, con funcionalidades más reducidas que las de un smartwatch al uso. Es el caso de Cogito Classic o Cookoo.

Pero al igual que con los smartphones, todo depende de cómo de intensivo sea el uso que le vayamos a dar, así que deberemos estar atentos a las funcionalidades que vayamos a emplear con más frecuencia.  

PANTALLA

Otro factor importante en la elección de un smartwatch es la pantalla. Aspectos como su resolución o tamaño nos facilitarán y harán más cómodo su manejo.

Pero el aspecto determinante es sin duda la tecnología con la que está fabricada la pantalla, y que tendrá un impacto muy importante en la duración de la batería del smartwatch.

Son diversas las tecnologías que incorporan las pantallas de los smartwatch del mercado: analógicas, LCD, TFT, AMOLED, e-paper.. cada una de ellas con sus ventajas e inconvenientes.

Por ejemplo, el consumo en relojes con pantalla e-paper es muchísimo menor que el de una TFT, si bien el las prestaciones y calidad de estas últimas son notablemente superiores.

La tendencia de los fabricantes atendiendo a sus últimos modelos se encamina hacia pantallas de tipo LED (AMOLED, sAMOLED, etc)

Para conocer más acerca de qué pantalla te conviene más, échale un ojo al artículo publicado en esta misma web.